Cada vez que pensamos en preparar una ensalada, lo primero que imaginamos son lechugas y algún ingrediente desabrido o que no nos gusta mucho. Pero la verdad es que existe una gran variedad de frutas, verduras y otros alimentos que podemos combinar y jugar para que nuestras ensaladas queden aún más deliciosas.

Aunque mucha gente intente bajar de peso usando pastillas o comida especial, como el tamarindo malabar, a mi me parece tan fácil preparar comida que sea rica y sana. Asi es la mejor manera de vivir una vida buena con el cuerpo que quieres!

Aquí te dejo 3 recetas de ensaladas que te encantarán:

ensalada

Ensalada de higos, jamón serrano y mozzarella

Si eres de los que disfruta de los sabores agridulces sin duda debes probar esta ensalada
Ingredientes (para 4 personas):
1 cucharadita de mermelada de higos
8 lonchas de jamón serrano
1 bolsa de rúcula
2 bolsas de mozzarella fresca
6 higos frescos cortados en cuartos
Aceite de oliva y vinagre balsámico a tu gusto
Preparación:
Puedes realizar la mezcla en una gran fuente, o plato por plato para obtener una mejor presentación. Pones como base dos lonchas de jamón serrano, sobre las cuales sitúas un nido de rúcula previamente aliñado con aceite y vinagre balsámico. A continuación, corta la mozzarella en rodajas y los higos frescos en cuartos, y distribúyelos por los platos. Para finalizar, mezcla dos cucharadas soperas de mermelada con dos cucharadas de agua caliente, para aliñar.

Ensalada de pollo, espinacas y sandía

Una ensalada especial para los días de verano rica en vitaminas, agua y proteínas.
Ingredientes (para 4 personas):
200 gr de pechuga de pollo deshuesada
Una bolsa de espinacas frescas
15 almendras en rodajas
Un pedazo de queso azul
2 rodajas de sandía
Aceite de oliva y crema de vinagre balsámico al gusto
Preparación:
Cocina a la plancha las pechugas de pollo, no olvides condimentarlas a tu gusto. Sal, pimienta, limón, hierbas, etc. Deja que se enfríen 5 minutos y córtalas en trocitos. Por mientras, corta en cubitos la sandía y mézclala en un bowl con las espinacas frescas, las almendras y el queso azul desmigado. Por último añade el pollo y aliña la ensalada con el aceite de oliva y crema de vinagre balsámico a tu gusto.

3. Ensalada asiática de quinoa

Sin lugar a dudas la quinoa es una alimento muy rico en nutrientes, lo que lo convierte en un aliado fundamental que debe estar presente en nuestra dieta.
Ingredientes (para 4 personas):
1 taza de quinoa
2 tazas de agua
1 pizca de sal
1 taza de col roja picada
1 poco de soja verde pelada y hervida
Medio pimiento rojo picado
1 zanahoria rallada
1 pepino grande picado
Para el aliño:
1/4 taza de salsa de soja
1 cucharada de aceite de sésamo
1 cucharada de vinagre de vino de arroz
2 cucharadas de cebolleta verde picada
1 rama de cilantro fresco picado
1 cucharada de semillas de sésamo
1/4 cucharadita de jengibre rallado
1/8 cucharadita de pimentón dulce
Sal y pimienta negra al gusto
Preparación:
Vierte el agua en una olla y añade la quinoa y un pellizco de sal, calienta hasta que hierva y cuécelo durante 5 minutos. Retira del fuego y espera hasta que la quinoa absorba el agua. En un bol mezcla la quinoa cocinada, la col, la soja o las habas, el pimiento rojo, las zanahoria y el pepino. En un bowl de cristal grande, mezcla todos los ingredientes del aliño y agítalo. Después rocía con el aderezo la ensalada y remueve suavemente.

Puedes ver más recetas de ensaladas aquí.